sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Comprar un caballo en el extranjero puede parecer complicado. No tenemos contactos en el país, probablemente no conocemos la lengua o no nos podemos comunicar bien, hay que organizar un viaje y alojamiento, no sabemos qué caballos vamos a ver, cómo es el proceso de compra en otro país, etc. Pero todo esto puede resultar muy fácil si un agente como LRD lo organiza por ti.

Los agentes tienen una red de ventas gracias a la que conocen caballos, cuadras y jinetes. Viven en el propio país, hablan la lengua, conocen clínicas veterinarias y agencias de transporte. Saben cómo se desarrolla el proceso, hacen la selección de caballos que mejor encaja con el nuevo jinete y su presupuesto y organizan las visitas por zonas para poder ver el máximo número de caballos en el tiempo disponible.

Por eso es mejor que cuentes con un agente o intermediario local que organice todo por ti y que facilite el proceso de prueba, compra y transporte.

Cómo empezar a buscar

Contacta con un agente que tenga una red de contactos muy amplia y que te pueda enviar videos e información sobre la mayoría de caballos de antemano. Es imprescindible que indiques un presupuesto aproximado, qué tipo de caballo buscas y para qué tipo de jinete es. De esta forma tu agente podrá enseñarte las opciones que más os pueden encajar (hay caballos que pueden gustarte mucho pero no son apropiados para el jinete). En caso de no querer comprar un caballo a través de videos, lo ideal es organizar un viaje cuanto antes para venir a probar los caballos para tomar una decisión final y cerrar el trato si eliges alguno. Ten en cuenta que en Holanda y Alemania los caballos se venden con bastante rapidez, ya que hay muchos clientes de diferentes países, y si tardas demasiado en tomar una decisión, puede que el caballo que habías elegido ya se haya vendido.

Viaje y visita a las cuadras

Una vez que estén las fechas de tu llegada confirmadas, el agente hace un plan para organizar las visitas a cada cuadra. Esto es bastante complicado, ya que no siempre se puede coordinar que el jinete del caballo pueda presentarlo justo en el momento que queremos nosotros. Normalmente se organiza por zonas, ya que se recorren largas distancias cada día para poder enseñar el máximo número de caballos posible. Es recomendable que permanezcas en el país por lo menos 3 días. Así es más fácil poder ver todos los caballos, y probar los que más te gusten una segunda vez.

Proceso de compra

Una vez se elija un caballo y se acepte el precio final, se suele organizar una revisión veterinaria (examen precompra) para conocer más a fondo la salud del caballo. Una vez pasada la inspección (LRD siempre envía a un agente para que pueda filmar el proceso y enviar información y videos a los compradores en el momento) y tomada la decisión de compra, se revisa y firma el contrato de compra-venta y se procede al pago del caballo. Una vez pagado, este ya pertenece a los compradores y por tanto todos los riesgos y responsabilidades deben ser asumidos por este. Los nuevos dueños pueden organizar el transporte por si mismos, o bien el agente puede ayudar con la organización del transporte, trámites, etc.

De esta manera, lo que parece complicado de organizar y de llevar a cabo se hace lo más fácil posible para el comprador. Sólo tienes que decir si quieres venir al país o comprar a través de video y no preocuparte por nada más.

Sin comentarios
Escribe un comentario